Halloween: una Fiesta de la Cosecha

 

Según diversos autores, la Víspera de All Hallows es una fiesta cristianizada, que inicialmente estuvo influenciada por los Festivales Celtas de la Cosecha, con posiblemente ciertas raíces paganas.

Hace unos 2,000 años, en lo que hoy es Irlanda, el Reino Unido y el norte de Francia, vivía un pueblo al que llamaban los Celtas. Para ellos lo más importante era lograr el alimento de cada día, por lo que consideraban que el fin de año coincidía con el fin de la cosecha. Así que celebraban cada año la víspera del Año Nuevo el 31 de octubre, con un festival llamado “Samhain,” en honor al Dios de la Muerte (también conocido como el Señor de la Oscuridad). Esta celebración era presidida por los sacerdotes Celtas conocidos como los Druidas.

En aquella época era costumbre asociar el invierno con la muerte. Los Celtas creían que en la noche que marcaba el fin del verano y y el comienzo del invierno, las fronteras entre el mundo de los vivos y de los muertos se borraban, permitiendo a los fantasmas de los muertos regresar a la Tierra. Asimismo, los Celtas pensaban que la presencia de los fantasmas facilitaba a sus Druidas la tarea de predecir el futuro. Esas predicciones eran muy importantes para la tranquilidad de los Celtas y para saber hacia dónde debían dirigirse y qué hacer durante sus largos y atemorizantes inviernos.

Para celebrar Samhain, los Druidas construían enormes hogueras sagradas donde quemaban ciertas plantas y sacrificaban animales a sus dioses ancestrales. Durante las celebraciones, los Celtas vestían trajes de gala, consistentes en pieles y cabezas de animaloes, mientras se deseaban unos a otros la buenaventura.

La Cristianización de Halloween

 

Eventualmente los Celtas fueron conquistados por los Romanos y alrededor del año 45 después de Cristo, dos festivales romanos se combinarían con la fiesta Celta del Samhain. El primero de esos festivales romanos fué la Feralia, un día a fines de octubre donde los Romanos conmemoraban tradicionalmente el paso de la muerte. La segunda celebración fué la fiesta en honor a Pomona, la diosa romana de las frutas y los árboles. El símbolo de Pomona es la manzana y su incorporación a la fiesta del Sanhain explica probablemente la presencia de esa fruta en el Halloween moderno.

Ya en los años 800 después de Cristo, la influencia del Cristianismo se extendió ampliamente en las tierras Celtas. En el siglo VII, el Papa Bonifacio IV designó al 1ro de Noviembre como Día de Todos los Santos para honrar a los santos y mártires de la Iglesia, en un intento por sustituir el festival Celta de la muerte, con uno similar, pero sancionado por el catolicismo. La celebración, actualizada y combinada con la tradición cristiana también fué llamada “All-hallows” o “All-hallowmas” (proveniente del Inglés medieval que significaba Día de Todos los Santos), y la noche previa, o sea la noche del Samhain, comenzó a llamarse All-hallows Eve (o víspera de All-Hallows), que posteriormente se convertiría en Halloween.

Decoracion de Halloween en el Bllue Banquet Hall

La decoracion de Halloween en el Bllue Banquet Hall derrocha estilo y elegancia

.

La Tradición del Halloween en los Estados Unidos

 

Los colonos anglicanos en el sur, y los colonos católicos en Maryland reconocieron la Víspera de All Hallow en los calendarios de sus iglesias, aún cuando los Puritanos de Nueva Inglaterra mantuvieron su oposición a dicha fiesta, y a otras de la Iglesia católica, incluyendo las Navidades.

La inmigración masiva de Irlandeses y Escoceces durante el siglo 19 incrementó la celebración de este tipo de fiestas en los Estados Unidos. En el área de Cajun se celebraba una Misa nocturna que se llevaba a cabo en los cementerios en la noche de Halloween. Las velas, previamente bendecidas, se colocaban sobre las tumbas, y algunas veces las familias enteras pasaban la noche al lado de los sepulcros.

Habiendo sido confinada a las comunidades de inmigrantes durante la mitad del siglo 19, gradualmente se fué asimilando por toda la sociedad, hasta que a finales de la primera década del siglo 20, ya se celebraraba de costa a costa por personas de todos los estratos sociales, raciales o religiosos.

El Desfile Anual de Halloween en New York -comenzado en 1974 por el maestro titiritero de la parte baja de Manhattan Ralph Lee, es el más grande desfile de Halloween en los Estados Unidos y el más grande desfile nocturno del país. Atrae más de 60,000 participantes, 2 millones de espectadores en el lugar y más de 100 millones de seguidores a través de la televisión.

Así que Halloween no es ni ha sido nunca una tradición diabólica. Comenzó como una fiesta de la cosecha y en nuestros días es sólo una forma genial de celebrar con amigos y familiares mientras nos divertimos en grande.

celebracion_halloween_blue_banquet_hall_miami

Pasándola bien – Halloween en el Blue Banquet Hall de Miami