Todos los que se casan desean una boda memorable. Las mujeres -de naturaleza más sensible y soñadora- casi siempre idealizan una “boda mágica”: un espectáculo de ensueño que haga a todos pensar si está sucediendo realmente o si se trata de un milagro creado por las hadas protectoras de los recién casados. Los hombres -con cierta tendencia a ser un poco más prácticos en el tema de las celebraciones-, prefieren la solemne (y casi siempre bien recibida) magia de una boda que encanta a los invitados, sin convertirse en una pesada carga financiera que lastre el inicio de una vida conjunta.

…Pero todos, los hombres y las mujeres buscan siempre algo que perdure en el recuerdo de sus familiares y amigos, que sirva de orgullo a la pareja y a sus allegados, que pueda ser contado a hijos y nietos… y que continue, amplíe o establezca incluso ciertas tradiciones familiares.

Para lograrlo hay cuatro elementos que deben ser tomados muy en cuenta:

* EL INGREDIENTE PRINCIPAL: … sí, ya sé que lo adivinaron…, ya sé que todos conocen el principal elemento que asegura lo mágico y fabuloso de una boda: EL AMOR, ese maravilloso sentimiento humano que transforma lo cotidiano en trascendental y lo simple en maravilloso. Por supuesto que la pareja que decide contraer nupcias debe amarse con todas sus fuerzas… Pero lo que no todos saben es que, al diseñar la ceremonia y todos los festejos de la boda, el amor específico de esa pareja (o sea, la forma en la que ambos se quieren y manifiestan su pasión uno por el otro) debe reflejarse en cada paso de dicha festividad: en la selección de la vestimenta, los colores, la decoración, la música, etc. Por solo citar dos ejemplos: si los festejados muestran una ardiente pasión en su relación, no olviden incluir de alguna manera el elemento fuego y los colores rojo y dorado. Si por el contrario, los enamorados envuelven su pasión en un manto de discreción y paz, no podrá faltar de muchas maneras la relación con el cielo y el color azul pálido…¿Captaron la idea?

* EL TEMA: este punto está muy relacionado con el anterior, pero abarca muchas mas variables y posibles escenarios. El Tema principal que se escoja para celebrar la boda debe estar relacionado no sólo con la forma específica en que manifiestan su amor los novios, sino también con su carácter, sus gustos y preferencias, el nivel de ingerencia o decisión que los padres puedan tener, la edad de los tortolitos, si se trata de primeras nupcias o ya alguno de ellos estuvo antes en la misma situación, si tienen hijos… y muchas cosas más que cuando se toman en cuenta, se produce una sinergia de pensamiento y acción que dan vida a esa idea “mágica” de la boda que idealiza la novia y confiere un toque mágico a todo el acontecimiento: desde las invitaciones hasta el presupuesto.

* EL LUGAR: una vez se ha determinado y desarrollado el tema, se debe proceder con la selección del lugar (el salón, venue, o como prefieran llamarle al lugar donde tendrá lugar la celebración). El lugar es como la “envoltura” que ayuda a valorar y dar forma a todo lo que se ha concebido. Si el Tema es la esencia, el “contenido”, pues el lugar es el “continente”, el marco ideal que ha de conseguirse para hacer realidad el sueño de los novios y quienes les quieren bien.

* EL EQUIPO QUE ORGANIZA TODO: ahora podríamos entrar en múltiples detalles adicionales, pero se haría interminable la lista, ya que cada boda es única y diferente, pero si somos capaces de seleccionar el Equipo adecuado (desde las personas que planifican la boda, el staff del salón de banquetes y esos amigos insustituibles de la pareja que les conocen mejor que nadie y saben lo que les hace feliz) es lo que garantiza el verdadero éxito de la boda. A fin de cuentas, de haber unido a la pareja y mantenerlos juntos para siempre se encarga Dios, pero de la magia de un evento, y muy en especial de una boda, se encarga ese equipo de personas en quienes estamos confiando uno de los momentos más importantes y sublimes de nuestras vidas.

 

Nota final: si gustas obsequiarnos tus experiencias e ideas en los comentarios, nosotros y nuestros lectores te estaremos muy agradecidos.

 

La imagen es de Milos Celebra con Éxito y fué tomada de Bodas.net